Soda Stereo, Buenos Aires, Argentina

El 2 de Noviembre pasado a las 10:40hs estábamos saliendo con Pancho para Buenos Aires con destino a Retiro. Llegamos a las 17hs, cansado de no haber podido dormir mucho en el viaje y por haber salido de gira la noche anterior. Ahí nos estaba esperando Karucha, que ya habíamos arreglado con él para que nos aloje cuándo íbamos para allá. Partimos para su casa en subte, tren, y después en auto (un viajesito).

Cuando llegamos, descansamos un rato, hablamos al pedo, nos bañamos y partimos para Adrogué, recorrimos un poco, me familiaricé con un cartel😉 (para mí era un muy buen punto de referencia) y después nos sentamos a comer una pizza y tomar algunas cervezas. Al terminar partimos para Lomas de Zamora, dimos algunas vueltas por esta y tomamos algunas que otras cervezas acá también. Después empezó a bajar / subir el sueño y el cansancio del viaje, asique volvimos para nuestro Hotel (la casa de Héctor) a descansar para al otro día levantarse temprano.

Con Karucha habíamos hablado de ir a un evento sobre Videos Juegos en Capital Federal, pero comenzaba a las 13hs, por lo que no podíamos asistir ya que queríamos estar como a las 12hs en River haciendo cola así no ver el recital desde la otra punta. El sábado nos levantamos bastante tardesito y tomamos un tren hacia Constitución, y desde ahí un Subte a Retiro, para esta altura ya estaba un poco perdido con todos estos lugares… Incluso hasta hace poco pensaba que Karucha vivía en Lanús😀 . A mitad de camino del subte lo perdimos a Héctor que se iba para la conferencia de videos juegos y nosotros seguimos viaje atrás de uno que tenía la remera de Soda Stereo así no nos perdíamos😛 . Aunque al llegar a Retiro se esfumó.

Compramos unos sandwiches de milanesa y unos pebetes para el resto del día que teníamos que estar haciendo cola y el viaje que restaba (otro tren con destino a La cancha de River, no me acuerdo como se llama la estación). Cuando llegamos estábamos medios perdidos para dónde teníamos que caminar, pero llegamos enseguida a la cancha. Para nuestra desilusión, la cola no se hacía en la cancha sino que 4, 5 o 6 cuadras más por Avenida Libertador… Las caminamos y, como buenos argentinos que somos No nos colamos!, si, yo tampoco lo puedo creer, fuimos y nos tiramos bien de frente al sol, que para esa hora (2 de la tarde) estaba algo bastante picante y nosotros de pantalón largo…

Esperamos algo más de una hora y media, y luego se levantaron todos para empezar a caminar por la cola. Yo entre que me calzaba y demás, me iban a pasar por encima, asique me caminé una cuadra en pata tratando de no clavarme ningún vidrio y empezar el recital con el pié izquierdo. La cola frenaba, esperábamos un rato, avanzaba, frenaba, y así hasta el ingreso al estadio.

Cuando entramos a la cancha, no había demasiada gente (en comparación con lo que hubo después). Yo no entedía muy bien que hacía en la cancha de River, pisando su pastito, toda esa gente, que sé yo. Todavía no caía muy bien que en un par de largas horas iba a estar tocando Soda Stereo delante nuestro. Para matar el tiempo yo había llevado unas hojitas con el juego Sudoku, asique resolvía uno, miraba un poco la pantalla, miraba el estadio, hacía otro, miraba el cielo, hablaba con Pancho, miraba los aviones que pasaban, miraba cualquier cosa… Ya estaba bastante embolado ahí, pero ansioso por ver el recital, y ya me empezaba a cansar de estar sentado en chinito, me levantaba, me sentaba…

Luego la gente se paró y nos apretonamos todos adelante, ¿Poqué? Ni idea, para estar un poco más incómodos nomás, ya que ahora estábamos parados y apretados, y antes estábamos sentados y cómodos. A partir de este momento, cada tanto, pasaban Los videos de Peter Capussoto, para entretener a la gente y que no se altere gritando🙂 .

Pasó un largo tiempo más y al fin salió Soda Stereo, y empezó el pogo de verdad, en el que hay que saltar o saltar, porque sino terminas en el piso. El problema es cuando el de adelante no salta, los de atrás, del cosatado y de arriba😉 empujan y te comes al de adelante. En el primer quilombo casi pierdo la zapatilla, porque me quedó el pié atrapado entre toda la multitud de gente y no lo podía sacar.

Del recital las cosas que más me sorprendieron fueron las luces sobre todo, las pantallas que había detrás de ellos, la calidad del sonido (aunque al principio para mí estaba un poco bajo), la organización del recital, la gente que estaba dentro de todo tranquila, la cantidad de tiempo que tocaron (al rededor de 3 horas) y que salí ileso🙂 .

Al salir del recital, hacía un frío terrible (yo por suerte me había llevado un buzo, que por otro lado no sé cómo sobrevivió al recital, ya que en ningún momento me preocupé por este) y todavía teníamos un viajecito hasta Retiro, que era el punto de encuentro con Héctor, por dónde él nos pasaba a buscar con Marcela (su novia). Caminamos algunas cuantas cuadras por Libertador y de camino nos compramos algo para comer y tomar, nos sentamos a esperar el colectivo hacia retiro y cuando voy a mandarle un mensaje a Karucha, veo que tenía un mensaje de él que decía que vayamos a Libertador al 6000, si mal no recuerdo. Miro el cartel de la calle y decía: “Libertador 6000-6100” ¡Bingo! Estábamos ahí, le mandé un mensaje diciendo eso y enseguida apareció. Nos había ido a buscar hasta ahí con su novia, la verdad ¡Se pasaron! Gracias otra vez. Asique nos fuimos para su casa, nos bañamos, nos sacamos toda la transpiración (de los otros y nuestra) y nos acostamos para al otro día encontrarnos con Hugo.

Al rededor de las 11 a.m. sentimos las palmas de Hugo, indicando que había llegado. Nosotros todavía estábamos durmiendo, sinceramente no sé como hice para escuchar esas palmas, había quedado muerto la noche anterior. Con Hugo, Héctor y Pancho hablamos de Python, Pygame, del juego de damas que habíamos coordinado una vez para hacer entre los tres (del cuál hasta el momento no hice nada😦 ), tiramos ideas, vimos algunos truquitos de Python, discutimos si Pygame era lento, etc…

Después comimos un asado buenísimo que había hecho el papá de Héctor, y a la tarde nos fuimos a una heladería muy buena (La Veneciana, si no me equivoco) en Adrogué, creo. Fuimos de shopping😉 y volvimos para preparnos para la partida hacia Retiro, comprar el pasaje, comer algo y pegar la vuelta para Santa Fé.

Otra vez, Marcela y Héctor, se pasaron y nos llevaron en auto hasta Retiro, y nos despedimos. Con Juan (Pancho) compramos los pasajes para las 00:30 del Lunes, y nos fuimos a recorrer un poco el centro y a comer en una galería. Volvimos a las 00:15 y vimos en la terminal un quilombo de gente, parece que se estaban peleando dos tipos, uno tenía toda la cara llena de sangre y le faltaban la mitad de los dientes, ahhh… Al subirnos al cole e instalarnos, a los dos minutos yo ya estaba entre dormido, cuando viene una chica y me pregunta si teníamos esos asientos ¡Ups! No, teníamos los 47 y 48, y estábamos en los 45 y 46 que eran los indicados por el chofer y los últimos de la parte de abajo. La cuestión es que no sé que pasó con esta gente pero hablaron con el chofer y nosotros nos quedamos en esos asientos.

A la mitad de mi sueño, me despierto por un ruido muy fuerte, no sé que había pasado, pero me volví a dormir. Un par de sueños adelante me despierto escuchando al chofer que nos decía que en el puente nos habían tirado una piedra y se había roto un vidrio, asique teníamos que esperar entre 30 y 40 minutos a que venga otro cole a rescatarnos. Pasado ese tiempo nos cambiamos de colectivo y salimos nuevamente para Santa Fé, Juan consiguió justo un Fluviales que salía para Paraná y se fue. Yo me tomé un colectivo a mi casa y me acosté a dormir😀 , para levantarme hoy a las 14:45 y ponerme a redactar esto.

Lo que me quedó de la entrada:

Un pensamiento en “Soda Stereo, Buenos Aires, Argentina

  1. Marce dice:

    Hola Manuel, me alegro que la pasaran bien, para mi fue un gusto conocer a estos dos lindos personajes que me hicieron reir mucho. Espero no haberlos obligado a ir a ningun sitio…yo los iba a llevar al planetario pero no hubo tiempo…
    Que garron la vuelta, siempre con una aventura para contar uds. Los mails carecen de la expresividad que posee una conversacion cara a cara, y aunque yo carezca totalmente de la misma, sinceramente la pase muy bien.
    A tu corta edad ya prometes ser una muy linda persona.
    Muy bueno el blog, lo visitare mas seguido.
    Hasta pronto…
    Marck

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: