Luego de unos días en Portland

Lo primero que hicimos cuando llegamos a la casa de Giulia fue pasar la casa por el costado y llegar a la puerta de atrás. Empujar la puerta y luego entrar. Ahí fue cuando dije mi primer: “re yankee eso” y pensé: “¿Qué onda, acá está todo abierto y un montón de cosas en el piso así nomás y no se las roban?”

Bueno, con el tiempo me di cuenta que parece que nadie toca lo que no es suyo. Como si fuese un pueblo de Entre Ríos pero con la misma dimensión y urbanización que Rosario. La ciudad es muy grande, pero la cabeza de la gente es muy diferente. La gente se preocupa, no solo por uno mismo, sino también por el otro. Por ejemplo, el tránsito es algo increíble. Todo, pero todo el mundo respeta las señales, los semásforos, las bicisendas, los peatones, los colectivos, etc. Si hay una señal que dice “Stop” los autos se detienen. Sí, posta, se detienen a 0 y no importa si no viene nadie por las otras calles. Le hacen caso al cartel.

DSC_8643

Es muy loco que cuando llegan dos autos juntos a una esquina, los dos paran a 0. Se miran a los ojos. Siguen parados un rato más. Ninguno avanza. Luego de un tiempo uno le hace una seña de “Dale vos” y el otro le devuelve la seña con un “No, no, no. Dale vos” y así están un rato🙂 . Otra cosa loca en cuanto al tráfico es que no hay motos. Vi una sola en todo el tiempo que hace que estoy acá. También creo que eso ayuda mucho a una buena organización en el tráfico. Ah!, una cosa que me olvidaba… Si un peatón quiere cruzar una calle que tiene semáforo tiene que apretar un botón, si nunca le habilita a cruzar. De ésta forma, mientras no haya peatones queriendo cruzar, los autos tienen vía libre. Genial!

Otra cosa que encontré raro es que, si bien el agua del inodoro no gira para el otro lado, si lo hacen las canillas😛 . Osea, si querés abrir el agua tenés que cerrar la canilla :S . Creo que eso va a ser una de las cosas más difícil de acostumbrarme. Encima, no sé, no son todas. Algunas andan como en Argentina y otras se niegan.

Los primeros días estuve caminando bastante el barrio de Giulia con la cámara en el hombro sacando fotos. Prestando atención a todo lo que se me cruzaba por adelante ya que cualquier cosa, por más básica que sea, era rara para mi. Así que se notaba bastante mi andar Argentino en un barrio desconocido. Ahí, mientras estaba boleado mirando los árboles escucho un colectivo que para al lado y el chofer dice: “Hey, man, are you lost? Do you need help?”. Ehh… Una vez que pude superar el shock dije: “No, thanks. I’m just walking around the neighborhood” (o bueno, algo así). Sigo caminando, y cada persona que me cruzo en la vereda me saluda con buena onda, como si nos conociéramos. Sigo y sigo y sigo (ese día caminé como 2hs por el barrio -re perdido-) hasta que me encuentro un grupo de gente trabajando en el jardín y me dicen: “Hi, taking pictures?”. Hablamos un rato y les comenté que era de Argentina y que estaba paseando. Ellos me ofrecieron ayuda para cualquier cosa y hasta pasar a su casa y qué sé yo. Unos grosos. Parece que la gente acá es así. Es su escencia. Ser amables, buena onda, interesado en lo que uno está haciendo y sobre todas las cosas, confiable.

En éstos días que pasaron hice un montón de cosas. Fui a una reunión de Couchsurfing llamada “Game Night!” dónde se juntan en un bar a jugar a juegos de cartas y de mesa. Conocí bastante gente ahí, todos con muy buena onda y con los que pude hablar en un inglés tranquilo y no tan complicado. Jugamos a un juego tipo dígalo con mímíca pero en vez de mímíca había que hablar. Ahí fui el bufón de la noche porque era muy complicado entender lo que yo quería decir y encima me tocaban palabras como “Vaseline” para explicar😀

También fuimos al Océano Pacífico a hacer un poco de trekking por una montaña que está cerca y luego a la playa del océano: zarpado!

DSC_9003

¿Alguien digo estrella de mar?

DSC_9160

Ayer me fui a una reunión de Python con el grupo de Python de Portland y de camino me hice mierda en la bicicleta. Al piso, derecho. Se me metió la rueda de atrás en el riel del tren que pasa por la calle y no pude salir: vi la vida en cámara lenta por unos segundos hasta que me di por vencido y me dejé caer nomás. Enseguida, tenía a 5 o 6 personas preguntándome si estaba bien… O bueno, eso fue lo que entendí. Fue muy loco como me caí. Por suerte no me hice casi nada, tengo algunos raspones nada más. Ah!, acá estás casi obligado a usar casco, así que el primer día compramos uno para mi y lo tenía puesto cuando me caí.

DSC_8926

Hoy estoy en Tacoma, Washington, que está a unas 2hs en auto de Portland. Vinimos a visitar/agradecer a algunos profesores de Giulia ya que ella fue a la universidad acá (wow! la universidad es como un barrio de Paraná). Digamos que la pecera de la UADER sería como un aula de acá. Es increíblemente hermosa, grande, bien cuidada y demás. Mañana nos vamos a Seatle a visitar algunos amigos. Yo mientras tanto sigo caminando como loco. Nunca hice tanta actividad física en mi vida. Las piernas me lo están haciendo notar.

DSC_9258

Otra cosa que hice uno de los primeros días fue… Cha cha cha chaaan. Comprarme un lente para la cámara: un 70-300 4-5.6. Ahora tengo más zoom de lo que nunca antes imaginé. Conseguí un SIGMA usado por 95 dólares contra un NIKKOR usado a 350 dólares. Una ganga. Tengo que seguir averiguando a ver si consigo un 50 1.8 y un flash para seguir flasheando. Cuack!

3 pensamientos en “Luego de unos días en Portland

  1. Norma dice:

    Soy chusma, y vieja🙂 quiero una foto tuya con giulia, y quiero detalles. Besotes.

  2. Muy buena experiencia. Despues dicen que los argentinos somos solidarios, pero cuando sos peaton y cruzas por la esquina y los autos que doblan se te tiran encima te das cuenta que la solidaridad que tanto hablamos es de la boca para afuera.
    A mi me pasó en Washington DC que estaba mirando un mapa y se bajo un tipo de la bici para preguntarme si estaba perdido y si bien no estaba perdido (sabia donde estaba) no sabia como llegar a un lugar y le pregunté y me explicó sin drama.

  3. joacoramone dice:

    Vivi todas estas mismas experiencias en Dallas. Ahi me di cuenta lo diferentes que somos y el concepto errado que al menos yo tenia de ellos. Muy buen relato Manuel,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: