Archivo de la categoría: la educación prohibida

No todo es color de rosas

¡Qué bueno! El gobierno de mi país publicó un material digital grandioso en el sitio de Conectate. Mucho de este material es el que pasan en el canal Encuentro, Pakapaka y demás. Unos canales que promueven la cultura, la educación, la historia y el aprendizaje entre otras cosas buenas. Es más, este contenido está relacionado con el plan Conectar Igualdad, otro proyecto que promueve el aprendizaje y la inclusión social de todos. ¿Qué genialidad no?

Como me pareció tan genial esto, y apoyando esta idea de conectar igualdad entre todos, rompiendo barreras tecnológicas y posibilidades personales me dije: «Me encantaría que todos tengan acceso a este material grandioso, casi sagrado». Entonces se me ocurrió bajarme muchos capítulos de Alterados por PI, por ejemplo, o de Pakapaka y demás, grabarlos en DVD y repartirlos gratuitamente a la gente que quizás no tenga posibilidad de una computadora en su hogar o quizás sí la tenga, pero no tenga acceso a internet, o quizás sí tenga internet pero no con una velocidad aceptable para ver videos en esa calidad. No sé, a mí me pareció una idea genial: romper las barreras del conocimiento.

Lo primero que hice fue buscar la «forma fácil» de bajar ese contenido. Ahí me encontré con el programa Encuentro (hecho por un miembro de la comunidad de PyAr). Una vez instalado, bajé muchas cosas, las quemé en un DVD y me dije: «¿Qué había dicho Facundo (el autor de Encuentro) sobre las licencias de este contenido?». Ahí me fui al sitio de Conectate y leí esto:

Uso de los servicios ofrecidos por Conectate. El portal contiene material protegido por derechos de autor y otra información patentada, incluidos, entre otros, texto, software, fotos, videos, gráficos, música y sonido, y el contenido de este sitio está protegido por las leyes relativas a los derechos de autor de la República Argentina. Usted puede descargar una copia de cualquier material protegido por derechos de autor para uso personal y no comercial. Está prohibida la copia, redistribución, retransmisión, publicación, edición o explotación comercial de material descargado sin el permiso expreso por escrito Educ.ar Sociedad del Estado.

El Usuario se obliga a usar los Contenidos de forma diligente, correcta y lícita y, en particular, se compromete a abstenerse de: (a) utilizar los Contenidos de forma, con fines o efectos contrarios a la ley, a la moral y a las buenas costumbres o al orden público; (b) reproducirlos o copiarlos, distribuirlos, permitir el acceso del público a través de cualquier modalidad de comunicación pública, transformarlos o modificarlos, a menos que se cuente con la autorización del titular de los correspondientes derechos o ello resulte legalmente permitido; (c) suprimir, eludir o manipular el «copyright» y demás datos identificatorios de los derechos de autor o de sus titulares incorporados a los Contenidos, así como los dispositivos técnicos de protección, los identificadores digitales o cualesquiera mecanismos de información que pudieren contener los Contenidos.

¡Eu! ¡Vos! ¡Gente! ¿Esto es promover la cultura? ¿Privar a la gente de material educativo es promover la cultura y apoyar la educación y el desarrollo social? ¡Vamos muchachos! ¡No me jodan!

Apoyando a la educación

Hoy me llegó el mail que dice que me convertí en co-productor de «La Educación Prohibida» y me asignaron espacio en el sitio web con mi perfil. Además, dice que voy a aparecer en los créditos de la película 🙂 Groso Groso.

Estoy muy contento de haberme topado con este proyecto. Está muy, pero muy bien hecho.

Ah, me olvidaba: me dieron un certificado de co-productor 🙂

La Educación Prohibida

Hoy por la mañana fui a La Vieja Usina (un centro cultural de la ciudad de Parana -dónde vivo) para preguntar cómo hacer el estreno en simultáneo de La Educación Prohibida, un proyecto cinematográfico que conocí hace aproximadamente un mes y me pareció más que interesante. Habla sobre el incio de la escuela, porqué y para qué se creó y en lo que posteriormente se convirtió. También plantea un cambio radical en el sistema educativo, comenta diferentes visiones sobre un tema que nos toca a todos muy de cerca y en el que todos podemos ayudar para mejorarlo. Personalmente, creo que el sistema de educación está fosilizado y que si bien hay muchos proyecto que intentan cambiar esa perspectiva (trabajo en uno de ellos: One Laptop Per Child) no es suficiente. Entonces, cuando conocí este proyecto me pareció genial. Es muy bueno tener documentada muchas visiones sobre este problema y que hablen muchas personas que se han dedicado a estudiar este tipo de cosas: «especialistas», si se quiere.

Como decía, fui a La Vieja Usina y llevé el proyecto impreso en conjunto con DVD de los avances de la película (Avance 1Avance 2) para comentar que quería hacer una proyección en ese lugar. y averiguar cuales eran las condiciones necesarias para hacerlo. Les expliqué un poco de qué va el proyecto y éste cambio que plantea en la educación y lo primero que me dijeron es que no pueden proyectar algo sin antes ver el material, porque puede ser que vaya en contra del estado y entonces no sería políticamente correcto. Me pareció «justo», o por lo menos, entendible. Así que les comenté que no podía mostrarles la película (de hecho, yo tampoco la tengo) pero lo que sí le había traído era un DVD con los avances y que podían leer el proyecto que les había dejado. Igualmente, le comenté que no es una película política y que no tienen ninguna inclinación sobre el gobierno actual y demás. No es eso a lo que apunta.

También les expliqué de qué se trata la Cultura Libre, porqué es importante y que además la película está basada en ese concepto. Que está publicada bajo la licencia Creative Commons y que no hay que pagar por su reproducción. Además, que quería que el evento sea de entrada libre y gratuita. Me preguntaron: «Y vos, ¿qué tenés que ver con la película?». «Nada, yo soy un ciudadano como vos y como él que apoya un proyecto que le parece interesante y que está de acuerdo con la Cultura Libre, que tiene la posibilidad de apoyar un poco económicamente la película como así también hacer difusión de la misma para que se conozcan éstas ideas.» -contesté.

Hablamos un rato más y me dijo que era probable que salga adelante, pero que sí o sí tenían que ver, leer y analizar el material que les llevé (y dejé) para poder darme una respuesta al respecto. Igualmente, me djio que no dependía de él  (el que me atendió) y que esto lo tenía que analizar la directora del Centro Cultural. Una vez que ella lo lea, vea y analice yo iba a tener una respuesta. Así que estaré esperando su respuesta.

Por otro lado, hoy tengo pensado ir a la Secretaría de Extensión y Bienestar Estudiantil de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (en la que curso la carrera de Profesorado en Inglés) para hablar y ver la posibilidad de hacer una proyección ahí también. Tengo pensado hablar en el Juan L. Ortíz como así también en La Hendija ya que en La Vieja Usina, si bien me atendieron con muy buena predisposición no me aseguraron nada y me dijeron: «Yo te diría que busques un plan B y capaz que un C también, por las dudas».

 

UPDATE 4 de Julio de 2012: aquí comento que me llegó el «Certificado de Co-Productor» 🙂