Una noche de hostel inolvidable

No es lo mismo no entender nada que no entender nada y encima estar borracho

Si bien el hostel en el que estuve en Hollywood, Califonia era uno de los más precarios, con los peores baños y con el peor personal de todos los hostels en los que estuve, era el que más insitaba a relacionarce con la otra gente que también se estaba hospedando en el hostel. Esto es porque tenía una mesa de pool en el Common Area. Entonces, cuando estabas aburrido en el hostel y veías que había gente dando vuelta por ahí (siempre había alguno) le decías: “Hey! Do you want to play?” y señabalas el pool por si tenías una pronunciación de mierda y no se te entendía una goma.

Por lo general, la gente decía que sí e inmediatamente empezabas a conversar de alguna cosa. Desde presentarte y decir de dónde sos hasta algo un poco más profundo, dependiendo de cuánto sea el tiempo que juegues con esa persona. Así, conocí a todos mis compañeros de cuarto sin saber que eran mis compañeros de cuarto. Uno que era de New York, guitarrista, unos 40 largos y muchas ganas de boludear. Los otros dos eran de Gran Bretaña, uno de Escocia y el otro de Inglaterra pero que se habían mudado tantas veces que al final no entendí si exactamente eran de ahí o si actualmente vivían ahí. Además hablaban como el orto, ¿qué querés que te diga?😛

La cuestión es que de un momento para otro, tenía alguna especie de amigos en el hostel. No eran tan cálidos como los sudacas, pero ya nos invitábamos a comer y a veces aceptaban. Entre charla que va, charla que viene y desencuentros en el hostel, fueron pasando algunos días hasta que llegó el día en que lo echaron al flaco de New York por caer con dos trolas al hostel y nos quedamos los de UK y yo. Sí, así como te lo digo… El flaco apareció con dos mujeres altamente curpulentas (que no pude ver, pero era lo que se comentaba) como Pan por su casa. Se armó un quilombito y lo echaron a la mierda…

Esa noche o la siguiente, da igual… Nos quedamos en el hostel los 3 de la habitación 5 tomando algunos brebajes y para la media noche ya teníamos un pedo que hablaba por sí solo. Yo que ya no estoy acostumbrado a tomar lo que tomaba antes, me empedé más rápido aún. Durante ese tiempo estuvimos jugando bastante al pool. Un partido atrás del otro, durante un par de horas. Pero a la media noche ya no se podía hacer más ruido porque era el horario de descanso y había que respetarlo, entonces como que no daba para jugar al pool . Así que, nos sentamos en unos sillones que había al costado de la mesa y nos pusimos a conversar. Bueh, ellos hablaban y yo trataba de seguirlos. Pero claro, ya me costaba entenderles cuando eran las 5 de la tarde y ahora, que estaba re borracho, no cazaba una. Igualmente, ellos por ahí me hablaban directamente a mi, tratando de integrarme en la conversación. Hacían un esfuerzo por pronunciar más claro y más lento, pero no había caso. Cada tanto, frustrado por la situación y con la cabeza dada vuelta (medio con nauseas) me iba a dar una vuelta al rededor de la mesa de pool y miraba un poco por la ventana la noche Hollywoodense. Luego, con más energías, volvía a la charla que estaban teniendo ellos. Intentába nuevamente comunicarme con los pibes pero era complicado y frustrante. Así un par de veces, que voy y que vengo y en una de esas Stef me dice: “No sé como hacer para que te integres a nuestra charla. No queremos dejarte de lado, pero no sé bien como hacer”… Después de un tiempo, decidí jugar solo al pool con mis propias reglas (ya estaba en cualquiera): armar el triángulo donde corresponde y pegarle a la blanca, que esta toque una banda y que no golpee al triángulo. De esa forma, no iba a hacer ruido, ya que las bolas no golpeaban entre ellas y tener que pegarle a una banda lo hacía desafiante (suena una pelotudez, pero era mucho más divertido que tratar de entender a dos flacos de UK borrachos que parecía que hablaban en francés… wa, qué locura! De momentos pensé que hablaban francés posta)

Pasó un rato y empiezo a escuchar que los flacos estos empiezan a cantar. Los miro. Sigo jugando y ellos siguen cantando. Después de un rato creo haber escuchado (o interpretado) por alguna de esas cosas locas que tiene la vida, que Stef le dice al otro: “Creo que no entendió la onda”. Demoré unos minutos en procesar eso y cuando me di cuenta, dejé el taco de pool y me acerqué a ellos. Le dije algo así como “U U A A” y en menos de dos minutos estábamos cantando todos juntos. Uno tiraba un tono (yo era/soy horrible) y el otro hacía un tono más alto que pegue con ese. Luego seguía el otro y así íbamos de alguna manera componiendo algo. Ah, pequeño detalle: los flacos eran músicos.

Unos genios, yo estaba emocionado porque de alguna manera nos estábamos comunicando. Los vagos encontraron la forma de integrarme y me hicieron sentir muy bien. Además, era cualquiera lo que estabamos haciendo, pero muy divertido. “Tocamos” un par de temas “nuestros” y luego empezamos a cantar temas conocidos mundialmente, pero eso era más complicado para mí. Primero porque no me se las letras y segundo porque soy horrible cantando…

Así, unos minutos más tarde terminó nuestra Jam Session y nos pusimos a hablar de qué había estado haciendo cada uno en sus ratos que estuvo solo. Empecé explicando cuál era mi juego en la mesa de pool, cuales eran sus reglas y el porqué de ellas (no hacer ruido) y luego habló el otro flaco (que no me acuerdo el nombre) sobre cómo había estado jugando ping pong solo durante media hora, haciendo jugaditas. Todo esto fue mucho más chistoso debido al contexto en el que nos encontrábamos.

De un momento para el otro, nos encontramos todos al rededor de la mesa de pool discutiendo sobre si el juego se debería llamar American Balls o American Boules y si la 7 regla favorecía por demás al que iba perdiendo o si era que castigaba mucho al que iba ganando. Que eso no era justo y que deberíamos darle algún premio al que iba ganando. La idea del juego es que sea desafiante para ambos.

Así es, para eso de las 3 am habíamos inventado un juego entre los tres en la mesa de pool con una idea parecida a las bochas. El juego se terminó llamando “American Boules” y las reglas son:

  1. Se arma una especie de U en el lugar dónde normalmente se pone la blanca.
  2. Los jugadores (2) deben lanzar la bola blanca (empezando dentro de la U) hacia la banda tratando de acercar lo más posible. El que más cerca quede, sin tocar la banda, empieza el juego.
  3. La bola blanca se coloca dónde generalmente se coloca la Nro 8.
  4. Los jugadores lanzan desde la U una bola cada uno por cada turno intentando acercar a la blanca lo más que puedan. En este momento es posible chocar las otras bolas y quitarlas del lugar en el que se encuentran.
  5. Si la cualquier bocha toca la banda, ésta queda fuera de juego.
  6. Si la blanca toca la banda, ésta se vuelve a colocar en el lugar de origen.
  7. El jugador que vaya perdiendo tiene acceso a la bocha negra. Ésta sirve para acercar a la blanca, pero no es válida para chocar a las otras. En ese caso, queda descalificada y gana el otro jugador ya que tenía la bocha que estaba más cerca.

A eso de las 6 am nos fuimos a acostar. Nos re cagamos de la risa toda la noche y en voz baja (eso fue desafiante también -había que reírse para adentro). En ese momento, creíamos que el juego era tan pero tan bueno que teníamos que anotar las reglas para no olvidarlas y que nos íbamos a volver a encontrar en algún futuro para comercilizarlo y llenarnos de plata juntos. Vamos a ver qué sale de esto…

Me cayeron muy bien éstos pibes. Fueron con los que más rápido me hice amigo de todas las personas extranjeras que conocí y con las que más cosas y tiempo pude compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: