Redwoods

De San Francisco a Portland me volví en auto por la ruta 1 (que tiene una hermosa vista al mar durante casi todo el tiempo y va entre las montañas -famosa por esto) con Giulia y en el medio acampamos dos días en Redwood National Park donde se encuentran los Sequoia, que son los árboles más grande del mundo y, de hecho, con una altura de más de 100 metros, son la cosa viviente más alta sobre la faz de la tierra.

El primer día de camping, no hicimos mucho ya que llegamos a la tardecita (como a la hora de la comida acá), así que armamos la carpa, organizamos nuestras cosas, comimos, jugamos un poco al Rummy, charlamos y luego a dormir. Estábamos muerto del viaje, que fueron como unas 7-8hs sin parar demasiado.

Al otro día, luego del desayunos, salimos a hacer un poco de Trekking. Giulia la tiene bastante clara en eso y yo… No🙂 . Pero como ya habíamos ido a hacer trekking en otra oportunidad, yo ya conocía mis limitaciones y sus habilidades. Entonces, decidimos ir por el mismo trail pero cada uno a su ritmo, así no nos entorpecíamos el uno al otro y podíamos hacer que la caminata sea agradable para ambos.

El trail que elegimos era de 4.9 millas, que son aproximadamente unos 7.5 kilómetros, ponele. Después de ahí, había que hacer un loop de 1 milla (1,5 km) más en el Fern Canyon y luego volver. Ella, que está más entrenada, decidió volver por la playa y agarrar otro trail a la vuelta que se conectaba con la playa también. Así que su trail fue de entre 12 y 15 millas (como 22 Km). En cambio, yo ya sabía que iba a volver por el mismo lugar que había ido. Primero, porque ya conocía el camino y sabía si lo iba a poder hacer de nuevo y además para ir manejando las energías, y segundo porque era mucho más corto que el que ella iba a hacer.

“Así que bueno”, dijo un amigo. Partimos. Luego de unos pocos metros yo ya no le veía el rastro a ella🙂 . Como no tenía idea cuánto tiempo me iba a llevar llegar hasta la playa como para comer algo ahí, decidí no sacar ninguna foto en el camino, sino que solo prestar atención en caminar y controlar mi cuerpo lo más que pueda. Igual, tenía una idea de que se hacen aproximadamente 3 millas por hora caminando en un terreno de esas condiciones. A mi, llegar a la playa me debe haber tomado más o menos 2 horas aproximadamente y estaba bastante cansado. Cuando llego, la encuentro a Giulia ahí que estaba terminando de almorzar y yo, a punto de empezar. Comí mis barras de cereal, mi sandwich de jamón y queso (y demás) de 6 pulgadas, una banana, una manzana y una naranja. Estaba bastante lleno y pintó el sueño…

Así, repentinamente, me desperté porque ya me estaba molestando el sol en la cara y me pregunté: “¿Qué hora será? Capaz que hace 2hs estoy dormido como un buen paranaense que soy en el medio de la nada…” Me puse las pilas para empezar la vuelta, pero antes me tomé un tiempo para sacar algunas fotos al Fern Canyon y hacer el loop de 1 milla.

Luego de eso, me di cuenta que estaba más cansado de lo que pensaba. Pero igual, tenía que ponerme las pilas para volver, sea como sea. Ya estaba en el baile. Pero, “Estoy realmente cansado. ¿Cuánto tiempo me va a tomar volver en éste estado si me tomó 2hs, o más, llegar acá estando pipí cucú?. Mmm…”. Pensé un rato en eso e igualmente tomé el camino de vuelta. El mismo por el que había llegado a ese lugar. Luego de un rato de subidas y bajadas, de esquivar cosas en el piso, me di cuenta que estaba cansado de verdad. Que no era joda y que eran como 7 kilómetros en el medio de la nada. Ya fue, hay veces que hay que usar la cabeza y no el cuerpo… “Vamos a pensar un rato”, me dije. “¿Cómo carajo vuelvo sin caminar éstos 7 km?”

El tiempo pasaba y nada…

De repente, se prende la luz y recuerdo que dónde la encontré a Giulia había un estacionamiento como para dejar el auto ahí y empezar otros trails que nacen ahí. Había unos baños también y un lugar para tomar algo de agua. “Ya está. Voy ahí y le digo a alguien si me puede llevar de vuelta al camping.” Listo. Encaré como loco para allá.

Cuando llego, justo se estaban por ir unos en una camioneta Honda. Eran 3 y un perro… Uno más entraba seguro🙂 . Me acerco y les pregunto: “¿Me pueden llevar de vuelta al camping? Me di cuenta que estoy más cansado de lo que pensé” y me dice: “¿En qué camping estás? Redwoods es muy grande”. ¡Puta madre! y cuánta razón tenían… Y yo que no tenía ni la más puta idea cómo se llamaba el camping en el que estaba, intenté explicarles de alguna forma cómo había llegado, qué trail había tomado y algo así hasta que me dí cuenta que tenía un mapa y le dije: “Acá! En el Elkiwitiriko” (es imposible pronunciar nombre en inglés)… Pero no hay nada que un dedo índice apuntando a un dibujo de una carpa en un buen mapa no pueda solucionar. “¿Les queda de paso?”, pregunté. Me dijeron que sí y que me podían llevar sin problemas.

Así, una vez más… “Pensar”, gana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: