Conociendo Argentina a más de 20mil km

Como el mundo es muy pero muy loco (y qué copado que está eso), ayer viví otro día loco en este viaje loco dentro de un mundo loco. ¡Qué locura!

A eso de las, no sé, ponele una hora que te guste de la mañana, recibo un email de un tipo que me dice que le gustó mucho una foto que tengo publicada en mi blog y que él vivía en el LA, así que si me interesaba podíamos pasar un rato (o lo que se entienda por “hang out for a while”). Así que, miré su perfil (ah, me contactó por Couchsurfing), leí cuáles eran sus intereses, su estilo de vida, las reglas de la casa y algunas cositas más. Parecía piola y encima era una especie de “Filmmaker” (hacedor de películas)😛

Al rededor de alguna hora cerca del medio día salí para su casa y me tomé el subte. Me bajé en la estación que me tenía que bajar y encuentro un mapa que tiene la calle que estaba buscando y que además, era muy cerca de dónde estaba. El problema: doblé en la dirección equivocada en la calle que me conducía a la que estaba buscando y estuve caminando como un pelotudo cerca de 1hr bajo el sol de LA, tratando de mantenerme bajo la sombra de los aviones (hay más aviones en el cielo que árboles en las calles -de hecho, me dijeron que llueve dos meses al año nomás-)

Así, entre “Excuse me”, “Can you help me?”, “Sorry, I’m lost”, “Sorry boy, I don’t speak English” y caminando como un argentino perdido en LA, finalmente llegué al lugar. El tipo: un viejo de unos 50 años aproximadamente. La conversación arrancó con el problema que hay con Monsanto, como para no empezar con algo complicado de hablar en inglés. Imaginame a mi ahí. Después seguimos hablando del Copyright y el Copyleft, de los derechos de autor, de USA en los 60s y el estado repartiendo virus y bacteria en esa época en los subtes. De lo que está haciendo el gobierno actual en el país, de los chicos que van a la escuela medicados, de la forma de controlar el mundo a través de la psiquiatría y muchas cosas muy interesantes. Y son más interesantes aún cuando te las cuenta un Estadounidense, con fundamentos y con unos DVD de documentales que avalan sus dichos: “Dead wrong”, “Psychiatry and industry of death”, “The age of fear” y “The marketing of madness: We are all insane?”

Después cambiamos de país, pero no de tema, y nos fuimos a hablar de Argentina, que cómo son las cosas acá y demás. Me di cuenta que es muy jodido hablar de la situación actual siendo objetivo, pero es más fácil hablar de lo poco que sé de la historia reciente de Argentina y de cómo llegamos a los 30 metros bajo tierra que estamos. Por momentos me sentía mal diciendo las cosas que decía y en otras situaciones pensaba que estaba siendo claro y que se entendía que la gente y los gobernantes son cosas distintas. En fin.

Lucas me ofrece hacer algo que en la oración tenía la palabra “pool” (lo dijo luego de un silencio prolongado en el que yo estaba pensando en otra cosa). Cuestión que agarramos la camioneta y luego de unos 20 minutos estábamos en el medio de la montaña, en un lugar maravilloso:

A la vuelta, fuimos a otra montaña (que no recuerdo el nombre) y estuvimos en un mirador dónde se ven todas las casitas y la civilización desde la altura. Muy lindo. Seguimos viaje y terminamos en “Whole Foods” dónde cenamos salmón con ensalada de papas y otra con diferentes tipos de repollos. Para el postre nos fuimos a “Republic of PIE”, dónde me comí un muy buen Strawberry Cheese Cake zarpado y luego de vuelta a su casa.

Entre charla y charla, salió que él tenía un documental sobre Argentina hecho por Canadá y que hace un tiempo quería ver. “Wow! Sería muy loco ver un documental de Argentina hecho por Canadienses en LA con un estadounidense” -pensé. Y él me dijo que yo le iba a servir para “filling the blanks”, así que nos pusimos en marcha para ver el documental: The Take

Está bien el documental: ¿qué tanto se puede hacer en una hora y media?. Lloré ni bien empezó y estuve muy triste hasta el final. En líneas generales cuenta lo que pasó desde el gobierno de Menem (por arriba), la crisis del 2001, los sagrados presidentes diarios de esa época, etc pero con foco en lo que pasó con la metalúrjica Forja San Martín y una de cerámicos que no recuerdo el nombre. Me parece que las escenas están bien logradas, se puede ver gente obrera hablando nuestro idioma, tomando mates, escuchar algunas canciones típicas como “Se viene el estallido” y “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, la forma en la que la gente lucha en las calles contra la policía, la corrupción del gobierno, la buena gente, a Carlitos Menem jugando al golf, etc. Creo que está muy bien logrado. Faltan muchas cosas, pero lo que muestran me parece que lo hacen bien… Fue una época muy dura y a mi me llegó esa sensación estando sentado en EEUU y Lucas cada tanto (unos 2 o 3 minutos🙂 ) decía: “Uff”, “Oh, my God”, “That’s crazy, man” entre otros…

 

 

En fin. Mi país, tu país, nuestro país… Un solo mundo. Deberíamos empezar a borrar esas linitas que figuran en los mapas: ¿en qué nos ayudan? ¿porqué nos discriminamos? ¿porqué nos dividimos? “Quizás entiendo” que no todos quieren las mismas reglas, OK, dejen elegir a la gente qué reglas quieren vivir brindándole el beneficio de elegir el país en cuál quieren vivir.

Vivamos en comunidades.

2 pensamientos en “Conociendo Argentina a más de 20mil km

  1. Muy bueno che, tenés el documental? lo podés conseguir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: