Historia colectiva

Corría el año… pasado, cuando un joven paranaense ya harto por la situación que atravesaba decide dar un giro completo y se propone revertirla. Pero para eso, un arduo y millonario trabajo le esperaba…

Complicado de horarios, agotado de las esperas diarias, los días de lluvia y las llegadas tardes a todos lados, se pregunta: “¿Qué puedo hacer yo para que esto cambie?”. Pero claro, él no era un tipo irresponsable, ni vago, ni impuntual… Entonces, la pregunta era difícil de contestar ya que parecía que la solución no dependía de él. Siguió pensando unos minutos más. Pasaron algunas horas y decidió abandonar la búsqueda de la solución al menos por unos días. “Ya se me va a ocurrir algo”, pensó.

Los días pasaban, las llegadas tardes era cada vez más frecuentes y el tiempo muerto era cada vez más agotador. Así, en esos tiempos muertos, aprovechaba para pensar en cómo cambiar la situación que atravesaba. Miraba dónde se encontraba y bajo qué condiciones estaba día tras día. Al tiempo, después de unos cuántos “muertos” más, se terminó de convencer que él no era el problema, que no era que tenía que salir más temprano aún de su casa para llegar a horario. De hecho, ya estaba saliendo al rededor de 45 minutos antes, pero sin embargo llegaba tarde igual. Hasta que un día dijo decidido: “¡Colectivos! Si tan solo pudiera…”

“Claro, ahí está… ¿Pudiera qué?” Todos esos pensamientos se hicieron humo rápidamente, pero el tema seguí dando vueltas en su cabeza. Muchas cosas merodeaban por ahí: “caminar, bicicleta, remís, auto…”, pero claro, cualquiera de éstas soluciones eran demasiado individualista y además no arreglaba el problema de fondo, que claramente, eran los colectivos. Su pésima frecuencia y malísima administración y desorganización. “¿Y yo? ¿Qué puedo hacer con eso? ¿De qué forma puedo ayudar a que eso cambie? ¿Qué tengo yo que otros no tienen?”… Centenares de preguntas sin respuestas brotaban casi naturalmente. Muchas lo dejaban desorientado, muchas otras tenían respuestas que eran imposibles llevar a cabo. Pero hubo una, una respuesta que sonaba a delirio, pero que fusionaba muchas características propias de él: “Mmm… Los colectivos en esta ciudad tienen un Sistema de GPS, el cuál fue justamente instalado para controlar los recorridos y las frecuencias de los mismos. Entonces, ¿porqué no hacer un sitio web en dónde pueda ver todos y cada uno de los colectivos que están dando vueltas en la calle? Así, saber por dónde van, cuánto falta para que pase por la parada en la que lo quiero tomar, saber si está en un embotellamiento, ver los recorridos, poder hacer combinaciones casi naturalmente y también, y también, y también…” Él lo sabía, sonaba a delirio, pero… “Yo soy programador de computadoras y tengo los conocimientos para hacer esto. ¿Porqué no haría?”

Él comentaba la idea a sus amigos, algunos se engancharon, la apoyaron, incluso sugirieron más ideas y características que este sistema podía tener, aportando a un mejor funcionamiento. Aunque muchos otros le decían: “Pero, no sirve de nada saber a qué hora pasa el colectivo, si igualmente voy a tener que esperar 45 minutos ahí parado como un boludo. En realidad habría que poner más colectivos en la calle”; a lo que él contestaba: “Claro, eso es tan válido como decir ‘No debería haber gente pobre’… O sea, yo no puedo hacer nada para poner más colectivos en la calle ni tampoco puedo hacer nada para erradicar la pobreza, pero sí puedo colaborar a que eso vaya cambiando. Además, sabiendo la hora a la que pasa el colectivo por la parada más cercana sí va a hacer que vos esperes mucho menos de 45 minutos, porque vas a ir a tomarlo unos pocos minutos antes de que sea el horario por el que pasa por ahí y mientras tanto podés aprovechar tu tiempo para hacer otra cosa”. A algunos ésto les parecía interesante, otros no se veían tan convencidos…

Él, firme con su idea, no esperó mucho tiempo más para ponerse manos a la obra y ponerse a estudiar las tecnologías que estaban dando vueltas relacionadas a mapas. Así cayó en Google Maps. Estudió durante unas cuántas semanas cómo se usaba y empezó a diseñar un boceto de lo que pensaba llevar adelante. Pasó la primera etapa de desarrollo, la que contaba con unos primeros recorridos de pocas líneas y algunas paradas de los mismos. Para la segunda etapa, el sistema ya contaba con casi todos los recorridos y la mayoría de los horarios aproximados por dónde pasaban los colectivos de La Victoria SRL, que figuraban en el sitio web de la empresa. Gracias a éstos datos, el sistema te podía indicar “en cuánto tiempo” pasaba el “próximo” colectivo por la parada de colectivo que el usuario elija:

Pasaban las semanas y el sistema seguía creciendo. Más eran las opiniones de sus amigos sobre qué estaría bueno hacer. Propuestas e ideas era un tema común en su círculo. Entonces, cuando el sitio web había llegado al tope de su crecimiento momentáneo: esto es, haber cargado todos los horarios y recorridos de todas las líneas de La Victoria SRL que figuraban en su sitio web y haber buscado los mismos datos para las demás empresas, aunque sin éxito, decidió empezar a correr la voz y buscar los anelados datos de los esos útiles GPS con los que cuentan los colectivos. “Pero claro, ¿cómo hago para conseguir esos datos? El servicio de colectivos es un servicio público, los GPS fueron instalados para controlar frecuencias y recorridos, entonces: esos datos nos pertenecen. Voy a ir a la Municipalidad a averiguar cómo es el tema.”

Al día siguiente, fue una “escapa” (más de una hora y media de viaje + la espera en el edificio) a la Municipalidad, bastante bajoneado pensando en que su idea era grandiosa pero que a los políticos poco le importa hacer algo para mejorar el bienestar general. Así que iba con muy pocas expectativas y pensando que a la brevedad estaría nuevamente en su casa sin ninguna buena noticia. Al ingresar a la Municipalidad, lo dirigen automáticamente a la Secretaría de Transporte y lo atiende el mismísimo Secretario de Transporte de turno, el Dr. “Vaya uno a saber quién era”, pero pueden Googlear (fue en Marzo de 2011). Estrecha su mano y le pide disculpas por no poder atenderlo como corresponde ya que su oficina estaba ocupada. Entablan una extensa conversación dónde el ciudadano le explica lo que había hecho y los inconvenientes que había tenido para conseguir los datos de las demás empresas. A lo que el Dr. responde: “¿Cómo? ¿No están esos datos en Internet? Las empresas están obligadas a tener esa información pública para todos los ciudadanos en su sitio web”. “¡Caramba, qué jodido estamos! Ni el Secretario de Transporte conoce la situación que atraviesa la ciudad, ¿qué corno hace de Lunes a Viernes?” -pensó. El Secretario hizo unas cuántas llamadas a las diferentes empresas para averiguar porqué esos datos no estaban online y prometió entregarle un Disquete (sí, de esos de los 90′) la semana siguiente. Humildemente le preguntó si no podía darle los datos en un CD o Pen Drive, porque como él era una persona “muy pudiente” ya no tenía más lectora de disquetes en su máquina.

Pasó “la semana” y éste ciudadano llama a la Municipalidad para hablar con Don Este Hombre y así confirmar que podía pasar a retirar esos datos. Claro está, no iba a hacer nuevamente “una escapadita” a la Municipalidad sabiendo por los inconvenientes que debería atravesar. Lamentablemente, no consiguió nada con su llamado más que informarse que los datos no estaban disponibles y que debería aguardar “una semanita” más. Se preguntaba: “¿Cuál es la diferencia entre una semana y una semanita? ¿Será de 4 días? Qué tiempos raros que maneja ésta gente”

Nuevamente, lo mismo. Pasó “la semanita” y también la semana, “el mesesito” y el mes completo. El añito y el año y medio. Durante ese tiempo, visitó en varias oportunidades la Municipalidad, habló con diferentes personajes ficticios que trabajan ahí adentro. La última vez que la visitó, creyó ver a Batman y a Mujer Maravilla combatiendo el crimen y organizando el tránsito respectivamente. Creyó estar empezando a volverse loco y es por este mismo motivo que dejó de insistir. Los datos… Todavía los está esperando…

Año y medio más tarde, ya cuando pensaba que todo estaba perdido, a tal punto de ni siquiera acordarse de que alguna vez hizo un sitio web de éstas características, lee una nota en elonce.com en la que explican que van a hacer un sistema web para poder consultar cuáles son las paradas de colectivos de todas las líneas, como así también su recorrido y sus horarios. Dicho sistema tomaría “un tiempo” y “una moneda” ya que el sistema que quieren implementar lo comprarían…

Tanto el personal del área de Informática de la Municipalidad, como la gente que está manejando la Página web, están trabajando en conjunto con las empresas de colectivo, las cuales a su vez tienen una firma de Rosario que los provee del software. En la actualidad se están analizando las compatibilidades y si bien no sabemos cuánto tiempo nos llevará solucionar esta cuestión técnica, ya está la decisión de llevarlo a la práctica

La frustración e indignación de éste ciudadano fue más de lo que él estaba acostumbrado a soportar. Hacía más de un año había ofrecido un sistema similar, desarrollado en un mes, con tecnologías libres, liberado bajo la licencia GPL y que además ofrecía gratuitamente al Municipio de la ciudad, quien sin ningún motivo, estuvo completamente desinteresado en su propuesta de mejorar la información sobre el transporte. Así es que éste joven, ahora un año y medio más viejo, expresó sus sentimientos en los comentarios de la nota publicada por elonce.com

¡Esto es todo un negociado! Hace más de un año que yo implementé este sistema de forma gratuita y lo llevé a la Municipalidad para mostrarlo y pedir que me den acceso a los datos de los GPS que los colectivos ya disponían en esa época. ¿Qué me dijeron? “Sí, sí.. ¿cómo no?” A la semana fui de nuevo a la municipalidad y se “hicieron los tontos”, me dijeron que esa información no me la podían dar porque no todos los colectivos tenían GPS (o un chamullo similar -no me acuerdo bien). La cuestión es que insistí con ésto y nunca me quisieron dar acceso a esos datos.

Cabe destacar que “el sistema complejo” del que ellos hablan yo lo hice en un mes. Sí, le falta trabajo aún, pero no valía la pena seguir sin esos datos. Pueden leer toda la historia acá: (link, link) Entonces, ¿cómo es la cosa? ¿realmente quieren mejorar el sistema de transporte público que tenemos?

Una cosa que me olvidaba: “el sistema que yo hice está funcionando y disponible en internet” ¿cuánto tiempo dijeron ellos que le iba a llevar? Éste es el link

Al día siguiente de que salga esa nota y éste ciudadano exprese su malestar, un medio local le envía un email ver la posibilidad de coordinar una entrevista y hacer una nota sobre lo ocurrido, mostrando otra cara de la situación. Él acepta ésta invitación y días después se realiza y se publica la nota en el sitio web de APF Digital

EL AÑO PASADO YA HABIAN PROPUESTO UN SISTEMA GRATIS PARA SABER EL RECORRIDO DE LOS COLECTIVOS EN PARANA, PERO FUE RECHAZADO
PARANÁ, 26 AGO (APF.Digital) Fecha Actual: 28/08/2012 13:57:16

– El año pasado, Manuel Kaufmann, un programador paranaense, había puesto a disposición de la empresas de transporte y de la Municipalidad un sistema para conocer el recorrido de los colectivos similar al que anunciaron las autoridades, pero fue rechazado • “Me parece una tomada de pelo terrible porque hablan de un proyecto gigante, que llevará un montón de tiempo y que se gastará un montón de plata, pero básicamente creo es un negociado y que se nos ríen en la cara por desconocimiento”, dijo a APF

“Cuando vi la noticia, me pareció una tomada de pelo terrible porque hablan de un proyecto gigante, que llevará un montón de tiempo y que se gastará un montón de plata, pero básicamente creo que es un negociado y que se nos ríen en la cara por desconocimiento. Pertenezco al mundo de la informática y me molesta que a la gente le mientan diciendo que es algo que va a cambiar el mundo, cuando es algo que yo hice en un mes”, lamentó Kaufmann.

Según agregó, su preocupación por el control del sistema de transporte surgió el año pasado cuando iba a la facultad, trabajaba y el colectivo era su medio de movilidad: “Perder media hora o cuarenta minutos en la parada era algo bastante malo, porque estaba con los tiempos justos”, recordó.

“Fue así que encontré un sitio web de la empresa La Victoria que tenía una tabla estática que indicaba por dónde pasaban los colectivos. Funcionaba bastante bien y el tiempo me rendía”, comentó.

En este sentido, acotó que se le ocurrió mejorar el sistema aprovechando los GPS que tienen los coches y optimizando el control de los recorridos. Sin embargo, presentó el proyecto en las empresas de transporte de Paraná, pero lo rechazaron. Luego, fue a la Municipalidad de Paraná a solicitar los datos de control satelital: “Esos datos son nuestros y tenemos derecho a recibirlos”, aseveró.

Luego de algunas gestiones en Transporte de la Comuna, Kaufmann se encontró con que no podía conseguir los datos que necesitaba. “Es un sistema muy sencillo, porque los GPS tienen un chip parecido al de los celulares, que mandan una coordenada informando dónde está el aparato y que impacta en el sitio web y muestra dónde está el colectivo”, detalló.

Al mismo tiempo, Kaufmann destacó que ofreció el sistema a la Municipalidad sin ningún tipo de interés: “Soy partidario del software libre y de la cultura libre, porque me interesa compartir y que se mejoren las cosas que están actualmente. Incluso el código está disponible para quien quiera mejorarlo. Funciona y no se le cobra nada a nadie”, culminó en diálogo con esta Agencia.

La iniciativa nunca prosperó, pero de todos modos puso a disposición el sitio, que funciona en la dirección http://www.busstopped.appspot.com. Es un mapa con las paradas de colectivo que consiguió el desarrollador y que indica cuánto falta para que pase un colectivo específico. (APF.Digital)

“Todo lo que tenemos hoy en día, lo tenemos gracias a las revoluciones sociales, a la gente expresándose… Ningún político que fue electo mediante el voto hizo algo que la gente quería”.

No sé cómo hay que hacer las cosas, pero sé que hay que hacerlas de alguna forma. Sobre todo, sé que hay que hacerlas. Sé que la única forma de obtener algo es poniendo fuerzas y energías en eso. Nadie hace nada por nosotros, y los que dicen que lo hacen, generalmente hacen cosas que nosotros no queremos. Es muy poco lo que exigimos en comparación a lo que se maneja arriba, pero así y todo no somos escuchados. Por otro lado, pensando que vamos a fracasar antes de empezar no es una buena idea, aunque es 100% correcto: “¡Ya fracasaste!”

4 pensamientos en “Historia colectiva

  1. MORALEJA: Hubieses ido con una idea de negocios y una cometa apropiada, el sistema estaba andando antes, seguro que mejor y vos te hacias unos mangos.
    Asi funciona Argentina, algunos se avivan antes y hoy viven bien y con menos preocupaciones. Otros como vos son giles y terminan pagando la viveza del resto.

  2. Chuna dice:

    Manu. Es muy loco. Hace unas semanas, sino quizás un mes, me mostrabas la página Busstopped, incluso me contaste toda la historia -o la versión abridged, pero muy entretenida como siempre- como una “anécdota” si se quiere… Casualmente, o causalmente? me mostraste la página, no para jactarte de que tus creaciones andan en la red y funcionan perfectamente -sin los datos de los GPS, still-, sino porque yo no sabía a qué bendita hora pasaba el cole!!! y sí, funcionó, decía que el cole “tal”… era rojo, eso seguro, pasaba a las “X” por la parada de tal calle…y fuimos a la parada con el margen de tiempo que nos toma llegar, charlamos un rato y el cole pasó… Como por arte de magia? no, gracias a algo que es práctico y funciona A PESAR de las inconveniencias, e inconvenientes…
    Después, eso sí fue por arte de magia (pero ya que sea por “arte” es genial) sale a la luz la historia, “contrahistoria”, y la oportunidad de verter luz al asunto de manos (o voz, better) del autor intelectual. Tenemos que encontrar a muchos más así (a todos!) y juntos seremos millones. Don’t you think?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: