Bariloche, Día 5 y 6

DIA 5

Después de terminar de escribir el post anterior, me tiré a descansar un rato porque estaba muerto. Aunque estuve un buen rato acostado no pude dormir mucho porque en la habitación somos 5 y entre ellos hay 2 coordinadores, entonces el teléfono y la puerta suena a cada rato preguntando un sinfín de pelotudeces y se complica dormir.

Llegada la hora de la comida, bajamos a comer y, como siempre, la comida es un lujo. Muy rica y abundante. Además, podés repetir lo que se te ocurra. Siempre hay un plato de entrada, un principal y postre. A esto se le puede sumar cualquier tipo de ensalada del Salad Bar que está ubicado en el medio del comedor.

Ya con la panza llena, me volví a acostar y esta vez me parece que al menos pude cerrar un par de veces los ojos. No recuerdo, están pasando tantas cosas juntas que es difícil saber qué hice cada día y cuál fue el orden de las cosas. Si bien me acuerdo de cada una de las excursiones y demás, se me complica ordenarlo en una línea de tiempo. Estamos todo el día al palo. El ritmo es jodido!

Esa noche a By Pass fuimos caminando porque quedaba a la vuelta del hotel. Tuve un poquito de frío ya que sólo fui con un pulover. Pero nada de qué preocuparse, o al menos eso pensé. Este boliche me gustó mucho, me gustó la música y la onda del lugar. Tenía la cantidad de gente justa para el volumen del lugar y nos atendieron muy bien. Tomamos Champagne toda la noche y a mitad de la misma nos trajeron unas casuelitas muy ricas. Lo malo de este lugar es que no nos dejaban salir del VIP con un trago. Por lo que teníamos que tomarlos dentro.

Ya con un par de champagnes encima, después del show de laser y estar un poco entonado, me fui a bailar con los chicos haciendo mis característicos pasos (los que claramente nadie puede seguir) y como me dieron ganas de tomar algo ahí empecé a repartir plata para algunos de los guachos así compraban algo para tomar y compartíamos. Cuando me di cuenta ya había dado algo así como $200 y en un ratito insignificante. Pero claro, cada trago sale como $60 o $70. Una locura!

Esa noche me quedé hasta lo último, hasta que sólo eramos unos pocos. Cuando me dí cuenta que estaba muerto y ya no daba para más el lugar, empecé a buscar chicos para volverme con ellos y al final terminé volviéndome con Salvador y la hija de él (Josefina). Llegué al hotel y caí prácticamente desmayado en la cama. Destruído.

Nos levantamos relativamente temprano para ir a la excursión de Piedras Blancas que es como una pista de ski pero para tirarse con una especie de trineo. Digamos, relativamente temprano quiere decir que nunca es suficiente lo que dormís, por más que duermas 8hs. El cuerpo está exhausto, se nota y te lo hace notar.

Partimos hacia el destino en unas 4×4 Land Rober que estaban buenas, pero éramos 10 adentro de estas e íbamos bastante apretados. Llegamos al lugar y… Lo mismo de siempre: esperamos como 30 minutos a que empiece la excursión. Eso es algo de lo que nos estamos quejando por cada una de las excursiones que hacemos. Siempre hay que esperar para cualquier cosa y bastante. Primero son 30 minutos para empezar, luego 15 o 20 para volver a tirarse por la pista y luego unos 30 otra vez para organizar el grupo para volver. Una cagada eso.

Esta excursión dicen que es la mejor de Bariloche y a todos les gusta. Sinceramente estuvo muy buena, me hubiera tirado 40 veces más con el trineo ese. Muy divertido aunque un poco peligroso. Tuvimos algunos problemas. A mí me chocaron de atrás y se me hinchó bastante la columna, a otra chica le pegaron muy fuerte en el brazo y otra chica salió despedida de la pista y terminé rodando por la montaña. Algunos chicos se quejaron de eso. Creo que se podría solucionar poniendo algunas redes más en las curvas (hay algunas, pero no son suficientes) y listo.

Terminada esa excursión, volvimos al hotel (por supuesto, después de esperar unos cuantos minutos para subir a la camioneta) y almorzamos. Pasado un rato, el cual yo aproveché para tirarme un rato en la cama, partimos de nuevo hacia otra excursión también relacionada con una especie de trineos pero sobre un tobogán de cemento dónde yo no tuve una buena experiencia.

La cosa era así, primero subías el cerro en aerosilla con una especie de trineo que tenía una palanca que decía GO hacia adelante y STOP hacia atrás y dónde entrabas entero en el trineo. Con las patas y todo el cuerpo arriba de este. Una vez arriba, te daban este trineo, lo ponías sobre el tobogán y luego te subías. Hasta que no hacías la palanca para adelante el trineo no se movía. Así que bueno, puse el trineo y me subí. Hice la palanca hacia adelante y se empezó a mover, pero muy despacito. Entonces el guía que estaba ahí me dió un empujón, hice más para adelante la palanca y empezó a agarrar velociada… Uno 10 metros más adelante, me dí vuelta. Me hice mierda. El trineo se había empezado a subir a una de las caras del tobogán y cuando quise acomodarme, perdí el equilibrio y me fui de boca al piso. Justo, justo, ese día había llevado mi campera en vez de la que Travel Rock! nos había dado y se me rompió un poco. También el bolsistuc se rompió un poco y yo me raspé bastante😦 . Supuestamente no hay forma de que eso pase, pero yo… Todo lo puedo!

Una vez que llegamos abajo, volvimos a subir en la aerosilla, pero esta vez al segundo nivel. Dónde hay un mirador con una vista hermosa y en dónde tomamos una chocolatada con churros. Muy rico, por cierto.

Nos sacamos un par de fotos con todo el grupo y yo conté mi penosa experiencia para todos y cada uno de los chicos sobre cómo me dí vuelta en el tobogán. Todos, absolutamente todos, se me cagaron de risa y me gastaron durante un tiempo prolongado. Y sí, no podés boludo!

Bajamos caminando al primer nivel por dentro de una especie de bosque y nos volvimos a tirar con los trineos por el tobogán. Esta vez, que ya estaba mucho más cagado que la anterior, bajé todo el tobogán frenando como un maricón. Resultó ser bastante aburrido así. Pero bueno, no daba para darse vuelta de nuevo. Intenté meterle velocidad, pero me empezaba a pasar lo mismo, se me subía al borde del tobogán y me daba mucho cagaso, así que frenaba todo el tiempo.

Terminada esa excursión, emprendimos la vuelta al hotel. Yo me vine caminando con un grupito de chicos y con Salvador. De camino al hotel pasamos por enfrente de Fenoglio y decidimos hacer la previa en la habitación con unos chocolates de Fenoglio y probar los licores que había comprado en Circuito Chico. Compramos $20 de chocolates e hicimos una reunión en la habitación. Muy ricos los chocolates y muy ricos los licores.

Después de eso, me acosté un rato para descansar y nos la pasamos hablando con los coordinadores y los otros acompañantes en la habitación. Nos cagamos de la risa un buen rato y después nos levantamos a comer. Luego de la comida, me acosté de nuevo. Jaja, estaba (y estoy) hecho moco. Descansé un rato más y encaré para el boliche: Genux. Ya se me habían ido todos los colectivos, así que me tuve que ir en remís hasta allá. Son 4 cuadras nomás, pero no da para caminarlas con el frío que hace y sin abrigo.

Salvador se quedó en la pieza porque la hija al final se volvió del boliche porque no se sentía bien y él quería hacerle compañía, ver como estaba y charlar un poco con ella.

DIA 6

Anoche no me quería volver muy tarde de Genux porque sabía que hoy nos teníamos que levantar temprano y que iba a ser un día largo. Pero como dije antes, no quiero dejar de conocer los boliches. Aunque esté cansado quiero ir igual aunque sea a conocer y a ver si le puedo sacar unos tragos a los pibes, estar un rato con ellos y listo. No mucho más que eso. Si pinta para más, mejor. Pero sino, todo bien.

Ni bien llegué al boliche, localicé a los chicos, el guardaropa y el VIP. Me pedí un Piel de Iguana y me puse a hablar al pedo con Román. En este boliche tampoco estaba La Colo (quién nos facilita los tragos gratis) pero por suerte había hablado con los de la barra para que saquemos todo lo que queramos. En seguida de haberme pedido el trago, comenzaron los espectáculos del boliche. Primero un hombre colgado (con un arnés) con un traje disco lleno de espejos bailando arriba de toda la gente. Después dos flacos bailando adentro de unas esferas transparentes, otros dos bailando adentro de unos cilindros de tela y por último otros dos flacos con luces blancas del estilo reflectores en las manos y los pies. Todas estuvieron muy locas y me impactaron un poco. Muy buenas.

Una cosa buena de Genux es que pude salir varias veces con los tragos que pedí y así poder compartirlo con los chicos. Me gustó mucho también la música que pasaron en este boliche, mucho rock nacional y temas que normalmente bailaba en mi época (si es que puedo decir eso). Muy divertido, hasta que me dí cuenta que estaba gritando mucho y que la garganta me estaba por explotar. Me empezó a doler mucho y ya me estaba costando hablar. Entonces, decidí volverme al hotel y descansar.

Me volví sólo al hotel. Y sí, era re temprano, ¿quién se iba a querer volver a esa hora?. Al llegar, me encuentro con Salvador que estaba mirando tele (era la primera vez en 6 días que se prendía el tele) y esperando a que lleguen los chicos porque él estaba preocupado por su hija y por los demás. Yo le dije: “Es al pedo, te vas a hacer la cabeza toda la noche, no vas a poder dormir y al final nadie te va a avisar nada y va a ser peor” Dicho y hecho. Yo me acosté y al toque quedé mosca.

Hoy me despierto con un dolor de garganta de la puta madre. Me dolía hablar pero no me dolía al tragar, así que se me hacía que no era angina. Me tomé la temperatura y me dio 37.1, así que no estaba con fiebre, pero sentía que sí. Tomé mucha agua y decidí que no iba a ir a Fourtrax porque no estaba muy bien. Me sentía cansado, con el cuerpo todo dolorido como cuando tenés gripe. Hice tiempo durmiendo hasta las 10am que es cuando abre el médio.

Ya para esa hora, estaba realmente hecho mierda, sentía que tenía 200 de fiebre y la garganta no me servía para nada. Llego al médico, me mira y me dice que no tengo placas en la garganta pero que sí la veía muy mal. Me dijo que tenia fiebre (38,5) y que me iba a poner un inyectable si es que me la bancaba. Le contesté que la última vez que me inyectaron algo fue hace por lo menos 17 años y que no sabía si me la iba a bancar, pero que suponía que sí. Que hagamos la prueba.

La loca me dijo: “Esto te va a doler porque tiene …. ” (algo que no recuerdo). Dos cosas tenía, una para la garganta y otra para la fiebre. Y la loca no se equivocó. El pinchazo no dolió para nada, pero cuando se empezó a mover el líquido se empezó a notar. Empecé a transpirar y a sentirme con un poco de nauseas. Pedí un balde y me dio un tacho de basura el cual un rato más tarde se lo estaba vomitando todo con un jugo color verde. Supongo que del piel de iguana que había tomado la noche anterior. Me dijo que haga reposo y que no haga ninguna actividad en el día de hoy.

Salí del consultorio y me fui a acostar nuevamente hasta la hora de comer. Me levanté mucho mejor, aunque todo totalmente transpirado porque la inyección hizo que me baje la fiebre. Bajé, comí y volví a acostarme. Hablé un rato con los chicos, me dijeron que Fourtrax fue una cagada, que como siempre tuvieron que esperar mucho y que además los cuatris era una porquería. En fin, me volví a acostar y ellos se fueron a la excursión Canopi que es una travesía en 4×4 en el medio de la montaña al lado de un precipicio. Me quedé con las ganas de ir.

Me desperté porque la chica que limpia la habitación necesitaba entrar para limpiar. Bajé mientras ellas limpiaba la pieza y me puse a tomar unos mates, cargar el celular, el mp3, bajar las fotos y escribir este post. Acá estoy, me siento mucho pero mucho mejor aunque me duele un poco la garganta todavía cuando hablo. No sé si voy a poder ir a boliche hoy. Espero que sí.

No estoy seguro qué boliche nos toca hoy, pero sí sé que es una fiesta de Argentina. Yo no tengo nada para ponerme de eso. Siempre fui vestido igual a todos los boliches😛 . En resumen: un embole el día de hoy para mí.

4 pensamientos en “Bariloche, Día 5 y 6

  1. carpincho dice:

    jojojo! pobre humitos!
    recompongase y disfrute!
    Zarpada la vista!!

  2. Juli dice:

    Humitos! me dejaste con las ganas de saber como termino el viaje! Me cope leyendote porque me voy en un mes jaja

    • humitos dice:

      Jajaja! Terminó MUY bien. El viaje fue genial. La verdad que no seguí escribiendo porque los últimos días estuve enfermo, sin poder salir de la cama y me perdí parte de las excursiones y dos noches. ¡Una bronca!

      Como no había mucho para comentar y los posts iban a ser aburridos, decidí no escribir más. Igualmente, no sabía mucho qué escribir tampoco. No pasó nada de nada los últimos dos días y el viaje de vuelta lo dormí todo. Estaba molido😉

      • Juli dice:

        aaaaa, si te enfermaste estas más que perdonado! jajaj que mala suerte, pero bueno, aunque sea disfrutaste los días anteriores🙂 Un gusto y saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: