Google llamó a casa

Un poco de historia. Como todos (o al menos muchos) saben, hace dos semanas fue el PyCamp en La Falda, Córdoba, al cual asistí y por cierto estuvo muy muy bueno. Yo fui un par de días antes de que este empiece y me alojé en lo de Matías Herranz, un groso.

Estuvimos laburando un par de días ahí, hablando mucho, compartiendo muy buenos momentos y demás. Uno de esos días, como cualquier otro, Matías me dice que lo contactaron de Google vía Linkedin para ofrecerle hacer una entrevista por teléfono. Me mostró el thread entero y me explicó porqué no era el momento para meterse en eso.

Uno de los últimos mails que Sonu (de Google) le envió, le preguntaba si tenía algún amigo para recomendar que crea que pueda ser un buen candidato (aunque en el mail no decía nada sobre qué había que hacer o qué tipo de conocimientos debía tener esta persona). Así que Matías me preguntó a mí si quería que me recomiende… Lo pensé un rato, hablamos sobre esto y al final le terminé diciendo que sí, que total no tenía nada que perder.

Así que así fue. Empezamos a intercambiar algunos mails con Sonu para coordinar una entrevista en los próximos días después de que vuelva del PyCamp y al final terminó siendo en primera instancia el Miércoles pasado, después de pasó al Viernes pasado, después al Lunes y finalmente a hoy (Martes) a las 18:30hs (Argentina).

El Miércoles pasado la entrevista se suspendió porque Sonu me llamaba y mi teléfono no sonaba. Tuvimos algunos problemas para poder “enganchar” la llamada telefónica de alguna manera. A las 15:15hs (la reunión era a las 15hs) -yo volaba en nervios porque no sonaba el teléfono- me llega un mail diciendo que nadie levantaba el teléfono: weeee, me re deseperé y terminamos intercambiando algunos mails más con distintas formas de llamar.

Lamentablemente Sonu tenía otra reunión a la brevedad y tuvimos que suspenderla y así decidimos hacerla el Viernes. Aunque le pedí que por favor antes de suspenderla que intentemos todas las formas que le había pasado para llamar aunque sea para decir “Hello” y saber que el Viernes siguiente la entrevista se iba a poder hacer. Probamos eso y por suerte funcionó, aunque se escuchaba bajito pude entender lo poco y nada que hablamos sin problemas.

Durante este tiempo en el que la entrevista se fue re-programando, yo estaba haciendo el curso de ingreso a la Universidad para el Profesorado de Inglés y estaba teniendo algunos problemas ya que es bastante complicado y había algunos temas que no sabía y nunca había dado. Así que estaba bastante cagado en ese sentido también. Igualmente estuve estudiando un montón ya que si no aprobaba el curso perdía el año y “de paso” este estudio me servía también para tener una mejor fluidez a la hora de hablar con Sonu en la entrevista.

Después de tanto tiempo que se hizo esperar hoy finalmente tuve la entrevista. A las 14hs tenía facultad hasta las 18hs y de ahí tenía pensado tomarme un remís para llegar a horario. “Por suerte” no tuvimos la clase de práctica de una materia así que para las 16:30hs ya estaba volviendo para casa y así tener un poquito de tiempo más para repasar algunas cosas y practicar algunas palabras con las que sé que tengo problemas.

Lamentablemente, este tiempo “extra” no sirvió para nada más que para hacerme volar en nervios y, fuera de joda, me temblaban las patas y me dolía la panza. Mucho. Una sensación muy fea. Además, también estaba nervioso porque no tenía ni idea de qué se trataba la entrevista, ni la más mínima idea de qué íbamos a hablar, sólo sabía que era para Google y la persona que me iba a entrevistar se llamaba Sonu, nada más.

Lo que hice fue preparar las cosas que posiblemente iba a necesitar, me puse cerca todas las hojas con los tópicos que había estado estudiando, un teléfono que tiene un buen volumen por las dudas, la netbook, agua, y mientras me sacaba los nervios haciendo “la vueltita” con la clava…

Llegó el momento, sonó el teléfono…. “¡Listo! Estoy al horno” – pensé y levanté el teléfono-. “¿Hello?”. AAARRRGGGHH, había un ruído de puta madre en la línea y no me dejaba escuchar lo que Sonu me decía. Le pedí que por favor me espere un ratito mientras cambiaba de teléfono. Me pasé al otro y se seguía escuchando más, subo el volumen, y me doy cuenta que no sólo había un ruido en la línea sino que se escuchaba bajito y saturado el parlante, como cuando le gritás a un micrófono casero.

Me empecé a desesperar y ya el inglés se me iba para cualquier lado. Esto se mezcló con los nervios que ya tenía de antes y me empezó a preguntar varias cosas a las que me harté de decir: “Sorry, I can’t hear you” o similares. Después de un par de veces de eso me dijo: “Yo te escucho bien, así que hablá nomás, contame” (esto deduzco yo que dijo, porque no se escuchaba un corno).

Así que me mandé a hablar, al ratito que estaba hablando (no sabía qué decir si no había ninguna pregunta o tópico para hablar) me dice algo así como si tenía conocimientos en Linux/Unix (también deducido). Le empecé a contar que uso Linux todos los días y que blah blah, y ahí me preguntó por sistemas distruibuidos (pero ni idea qué, porque no pude escuchar nada). Otra vez “Sorry, sorry, sorry” hasta que se pudrió y me dijo que le mande el CV por mail y vemos de hacer otra entrevista en otra oportunidad.

Le dije que bueno, que lo sentía mucho y que “fue un placer”. Aunque en realidad no lo fue y yo estaba reee caliente porque cuando se escuchaba bien entendía perfectamente lo que me preguntaba, que en realidad era lo que más temía: no entender una goma, pero el factor problemático resultó ser otro y que no dependía de mí ya que no había nada que pueda hacer.

Intentó cortar y llamarme de nuevo, pero no hubo caso, seguíamos con el problema y finalmente decidió finalizar la charla. Corté y rajé una puteada como loco. Tomé un trago de agua y le mandé un mail diciendo que había entendido que me pidió el CV y que se lo estoy mandando por mail y que lamentaba que no hayamos podido hablar por teléfono😦

Y así terminó la historia o quizás no ya que quedamos en que si “encajo” en el perfil nos podemos volver a comunicar y buscar una mejor forma de hacer la entrevista. Mientras tanto tengo que preocuparme en mejorar mi Inglés🙂

Y sí, estoy re caliente, no lo puedo evitar. Por más que no haya sido culpa mía o todo lo que quieras. Se me escapó la tortuga.

Los quiero mucho, gracias por el aguante que me hicieron todos a los que les rompí las pelotas con el Inglés consultando cosas y demás. Ustedes saben quienes son.

4 pensamientos en “Google llamó a casa

  1. Nassty dice:

    A mi me llamaron también hace unos dias. Parece que estan buscando gente por PyAr

  2. Sos groso Humitos, que no decaiga. ya voy a poder decir que tengo un amigo que lo entrevistaron en google. Quizas me hasta me haga una remera. La de minas que me voy a levantar.

    PD: No es google pero machinalis me dijo que me tienen en cuenta😉

  3. nercof dice:

    Grande amigo! no dejas de sorprenderme. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: