Aromatizando la oficina

Hoy a la mañana vino “Juanma” a casa y entre mate y mate salió el tema de aromatizar la oficina. Como toda oficina, supongo, tiene olor a “algo” que no es muy agradable comunmente. Particularmente ésta es muy chiquita (será de 2,5 x 2,5 metros), tiene alfombra, techo de chapa y una ventana por la que entra el sol hasta las 9am.

El característico olor de mi oficina es una mezcla de muchas cosas de todos los días. Para empezar tengo una alfombra que cubre todo el piso que puso mi hermano cuando la oficina era de él, y como toda alfombra junta olor porque se caen migas, porque traes mugre en los pies, porque se vuelca alguna bebida y demás. Si bien cada tanto la aspiro el olor”cito” no se va. No sé con qué se puede limpiar la alfombra, lavarla, por decirlo de alguna forma.

Además también tengo un tacho de basura, en dónde tiro cualquier cosa que consuma delante de la PC, a veces la yerba del mate, una fruta, migas, el envase de un yogurt y muchas otras cosas que no son “sólo papeles”.

También hay que tener en cuenta que la oficina no es sólo oficina, sino que es la habitación dónde tengo la computadora de escritorio y por ende por dónde pasan mis amigos, entonces todo lo que describí más arriba se multiplica. Incluso hay algo más. Por el simple hecho de ser humanos también tenemos olores, de diferentes tipos, pero naturales al fin y se suman (algunos mucho más que otros) a lo anterior.

A todo esto también hay que sumarle la humedad, el olor a lluvia, la poca ventilación que tiene la oficina y un gran etcétera gran.

Así hoy, después de hablar un rato con Juan (que vende aromatizadores de ambientes😉 ) le dije que le iba a comprar uno, que me lo “venda”. Me dijo que tenía de dos tipos:

  • Eléctrico con tranformador: tiene un tarrito con la fragancia y una mecha que es soplada por un ventiladorcito. Está todo el tiempo prendido y se puede regular la intensidad del ventilador.
  • A pilas programable: tiene un pulverizador que es presionado cada cierto tiempo. Similar a un Glade Toque, por decirlo de alguna forma, pero es pulsado automáticamente.

Le terminé pidiendo el programable que es a pilas porque la habitación es bastante chica como para tener uno de los otros y nos pareció que iba a haber demasiado olor a la fragancia, que era algo que yo no quería.

Así que me mostró como era la onda del aparatito este y la verdad que está muy bueno. Tiene para programarle los días que querés que esté funcionando (de Lunes a Viernes o de Lunes a Domingos), durante qué rango horario y cada cuántos minutos querés que se dispare. Además podés forzar un disparo cuando vos quieras.

Por el momento, para probarlo, lo puse de 9 a 21 cada 1 hora todos los días. Vamos a ver cómo me va🙂

La fragancia que elegí es rosas y está bastante buena. Lo único que cuando estoy concentrado leyendo con la cabeza casi adentro del monitor en silencio y esta cosa tira el spray me asusta😛

Ah, y tiene un reloj. ¡Toda la onda!

Un pensamiento en “Aromatizando la oficina

  1. humitos dice:

    Está bueno, hoy llegué a la oficina y había olorcito a rosas pero no muy fuerte. Justo como me gusta a mí🙂

    A lo sumo se lo podría poner para que tire un poquito más que 1 vez por hora, quizás haga la prueba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: