De no creer

Hoy fue un día complicado. Como todos los días desde hace tres o cuatro semanas aproximadamente que me estoy levantando a las 5:40. ¡Si! Está jodidísimo. Esto es desde que empecé a trabajar en la Secretaría de cultura de la provincia de Santa Fé. Wow! Parece que es grosísimo con ese nombre, pero en realidad soy un pichón de barrio.

Primero lo primero. Ni bien llego a la oficina, un par de minutos tardes patéandome los párpados, me siento en la PC, la prendo y pienso: “Hoy voy a hacer el tema de las sesiones de Django”. De entradas nomás ya no me logueaba en el dominio del sistema del otro bando que tienen ahí (desde mi Debian a este otro). Cosa que estamos por migrar en breve. Después de pelear un poco todo se solucionó.

Antes de las 8 me llama mi mamá reclamando que le entregue una PC que supuestamente es de ella. Como la suya se le quemó (mal, disco, memoria, mother, teclado, mouse, fuente… se zarpó), no me quedó otra que entregarle a Silvita, el server que tenía antes. Te extrañaremos por estos lados😥 .

A eso de las 13 me pasa a buscar para llevar la PC a Paraná. Le calculaba unos 40 minutos de viaje, incluyendo pasar por la casa de un amigo a buscar un CD. Para mi desilución cuando llegamos al tunel subfluvial, estaba cortado. ¿Qué paso? Ni idea, supongo que estaba pasando una máquina grande debido a que están trabajando esa ruta y no podían pasar los autos. Había mucha gente esperando, entre ellos, nosotros…

Llegamos, instalo todo como debe ser. Pruebo la mitad de las cosas, intentando hacer las cosas bien, pero relativamente rápidas, así me podía volver a estudiar un poco de Django que ando embalado, pero surgieron varias cosas, asique renegué un poco (no me llevo bien con esas cosas de Next, Next) y cuando ella misma la probó me vine para acá.

Colectivo que va, colectivo que viene, idas y vueltas, terminé agotado en mi casa. Deposité la viandita de mamá (como los nenes), ordené algunas cosas y me senté en la máquina a ver cuales eran las novedades del día de hoy. Desde la mañana temprano que no chequeaba nada.

En este momento, me entero por un fan mío (😛 ) que me habían aprobado las charlas en las jornadas regionales de buenos aires. ¡Si! Aprobaron, en plural. Lo cual me hizo sentir muy contento por un lado y empezar a ponerme nervioso por el otro. Es todo un tema hablar adelante del público, y lo peor de todo es cuando creen que sabés lo que estás diciendo y hacen una pregunta🙂 .

La primera vez que voy a aparecer en público como disertante en las jornadas lo voy a hacer de la mano de Héctor (Karucha) y Alejandro (Alecu) para dar un taller sobre “Actividades y juegos educativos para la olpc” mostrando bastante pygame y dando lugar a que los asistentes prueben el código que vamos a hacer y se saquen todas las dudas que tengan. Para finalizar vamos a portar el juego que desarrollemos en ese tiempo a la OLPC.

La segunda vez que está programado que aparezca en público, aunque luego de verme la primera vez seguro me deporten de Buenos Aires, va a ser de la mano de … Ups… esta la doy solito, ¿Quién me va a salvar las papas acá? Estoy al horno con papas. Bueno, si todo sale bien y tienen ganas de escucharme nuevamente voy a estar dando “Como colaborar con Python” animando a la audiencia a que aprenda más sobre Python reportando y corrigiendo Bugs de todo tipo: desde documentación hasta algún módulo de Python. La idea de esta charla no está centrada en la solución específica de un bug en particular, sino que es bien general sobre el proceso de corrección de uno de estos. Desde crearse una cuenta en el sitio web hasta subir el parche (.diff).

Estoy pensando que me tengo que poner las pilas y practicar las charlas con amigos para ir tomando coraje ante el público en general. Además me gustaría estudiar bastante los temas que vamos a tratar en las charlas, sobre todo en el taller, ya que si bien he hecho juegos con Pygame, uno nunca sabe lo que le pueden preguntar en estos lugares y sobre todo si tienen tanto tiempo para pensar la pregunta🙂 .

Vamos a ver que sale. Espero ver algunas caras conocidas: así llenan la sala los que me conocen y al menos el papelón quedan en familia.

Etiquetado

Un pensamiento en “De no creer

  1. Nos vamos a estar viendo, Humitos!!
    Mientras vos practicas la charla yo estoy entrenando las manos para que los aplausos resuenen por toda la Mesopotamia y sus alrededores. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: